Translate

martes, 29 de noviembre de 2016

fuente:http://www.lemondediplomatique.cl/El-Fidel-que-conoci-Por-Ignacio.html


El Fidel que conocí. Por Ignacio Ramonet


(JPEG)Fidel ha muerto, pero es inmortal. Pocos hombres conocieron la gloria de entrar vivos en la leyenda y en la historia. Fidel es uno de ellos. Perteneció a esa generación de insurgentes míticos –Nelson Mandela, Patrice Lumumba, Amilcar Cabral, Che Guevara, Camilo Torres, Turcios Lima, Ahmed Ben Barka– que, persiguiendo un ideal de justicia, se lanzaron, en los años 1950, a la acción política con la ambición y la esperanza de cambiar un mundo de desigualdades y de discriminaciones, marcado por el comienzo de la guerra fría entre la Unión Soviética y Estados Unidos.
En aquella época, en mas de la mitad del planeta, en Vietnam, en Argelia, en Guinea-Bissau, los pueblos oprimidos se sublevaban. La humanidad aún estaba entonces, en gran parte, sometida a la infamia de la colonización. Casi toda Africa y buena porción de Asia se encontraban todavía dominadas, avasalladas por los viejos imperios occidentales. Mientras las naciones de América latina, independientes en teoría desde hacia siglo y medio, seguían explotadas por privilegiadas minorías, sometidas a la discriminación social y étnica, y a menudo marcadas por dictaduras cruentas, amparadas por Washington.
Fidel soportó la embestida de nada menos que diez presidentes estadounidenses (Eisenhower, Kennedy, Johnson, Nixon, Ford, Carter, Reagan, Bush padre, Clinton y Bush hijo). Tuvo relaciones con los principales liíderes que marcaron el mundo después de la Segunda Guerra mundial (Nehru, Nasser, Tito, Jrushov, Olaf Palme, Ben Bella, Boumedienne, Arafat, Indira Gandhi, Salvador Allende, Brezhnev, Gorbachov, François Mitterrand, Juan Pablo II, el rey Juan Carlos, etc.). Y conoció a algunos de los principales intelectuales y artistas de su tiempo (Jean-Paul Sartre, Simone de Beauvoir, Arthur Miller, Pablo Neruda, Jorge Amado, Rafael Alberti, Guayasamín, Cartier-Bresson, José Saramago, Gabriel García Márquez, Eduardo Galeano, Noam Chomsky, etc.).
Bajo su dirección, su pequeño país (100 000 km2, 11 millones de habitantes) pudo conducir una política de gran potencia a escala mundial, echando hasta un pulso con Estados Unidos cuyos dirigentes no consiguieron derribarlo, ni eliminarlo, ni siquiera modificar el rumbo de la Revolución cubana. Y finalmente, en diciembre de 2014, tuvieron que admitir el fracaso de sus políticas anticubanas, su derrota diplomática e iniciar un proceso de normalización que implicaba el respeto del sistema político cubano.
En octubre de 1962, la Tercera Guerra Mundial estuvo a punto de estallar a causa de la actitud del gobierno de Estados Unidos que protestaba contra la instalación de misiles nucleares soviéticos en Cuba. Cuya función era, sobre todo, impedir otro desembarco militar como el de Playa Girón (bahia de Cochinos) u otro directamente realizado por las fuerzas armadas estadounidenses para derrocar a la revolución cubana.
Desde hace mas de 50 años, Washington (a pesar del restablecimiento de relaciones diplomáticas) le impone a Cuba un devastador embargo comercial -reforzado en los años 1990 por las leyes Helms-Burton y Torricelli- que obstaculiza su desarrollo económico normal. Con consecuencias trágicas para sus habitantes. Washington sigue conduciendo además una guerra ideológica y mediática permanente contra La Habana a través de las potentes Radio “Marti” y TV “Marti”, instaladas en La Florida para inundar a Cuba de propaganda como en los peores tiempos de la guerra friía.
Por otra parte, varias organizaciones terroristas –Alpha 66 y Omega 7– hostiles al régimen cubano, tienen su sede en La Florida donde poseen campos de entrenamiento, y desde donde enviaron regularmente, con la complicidad pasiva de las autoridades estadounidenses, comandos armados para cometer atentados. Cuba es uno de los países que más víctimas ha tenido (unos 3 500 muertos) y que más ha sufrido del terrorismo en los últimos 60 años.
Ante tanto y tan permanente ataque, las autoridades cubanas han preconizado, en el ambito interior, la unión a ultranza. Y han aplicado a su manera el viejo lema de San Ignacio de Loyola : “En una fortaleza asediada, toda disidencia es traición.” Pero nunca hubo, hasta la muerte de Fidel, ningún culto de la personalidad. Ni retrato oficial, ni estatua, ni sello, ni moneda, ni calle, ni edificio, ni monumento con el nombre o la figura de Fidel, ni de ninguno de los líderes vivos de la Revolución.
Cuba, pequeño país apegado a su soberanía, obtuvo bajo la dirección de Fidel Castro, a pesar del hostigamiento exterior permanente, resultados excepcionales en materia de desarrollo humano : abolición del racismo, emancipación de la mujer, erradicación del analfabetismo, reducción drástica de la mortalidad infantil, elevación del nivel cultural general… En cuestión de educación, de salud, de investigación médica y de deporte, Cuba ha obtenido niveles que la sitúan en el grupo de naciones mas eficientes.
Su diplomacia sigue siendo una de las mas activas del mundo. La Habana, en los años 1960 y 1970, apoyó el combate de las guerrillas en muchos países de América Central (El Salvador, Guatemala, Nicaragua) y del Sur (Colombia, Venezuela, Bolivia, Argentina). Las fuerzas armadas cubanas han participado en campañas militares de gran envergadura, en particular en las guerras de Etiopía y de Angola. Su intervención en este último país se tradujo por la derrota de las divisiones de élite de la República de África del Sur, lo cual acelero de manera indiscutible la caída del régimen racista del apartheid.
La Revolución cubana, de la cual Fidel Castro era el inspirador, el teórico y el líder, sigue siendo hoy, gracias a sus éxitos y a pesar de sus carencias, una referencia importante para millones de desheredados del planeta. Aquí o allá, en América latina y en otras partes del mundo, mujeres y hombres protestan, luchan y a veces mueren para intentar establecer regímenes inspirados por el modelo cubano.
La caída del muro de Berlin en 1989, la desaparición de la Union soviética en 1991 y el fracaso histórico del socialismo de Estado no modificaron el sueño de Fidel Castro de instaurar en Cuba una sociedad de nuevo tipo, mas justa, mas sana, mejor educada, sin privatizaciones ni discriminaciones de ningún tipo, y con una cultura global total. Hasta la víspera de su fallecimiento a los 90 años, seguía movilizado en defensa de la ecología y del medio ambiente, y contra la globalización neoliberal, seguía en la trinchera, en primera linea, conduciendo la batalla por las ideas en las que creía y a las cuales nada ni nadie le hizo renunciar.
En el panteón mundial consagrado a aquellos que con más empeño lucharon por la justicia social y que más solidaridad derrocharon en favor de los oprimidos de la Tierra, Fidel Castro -le guste o no a sus detractores- tiene un lugar reservado.
Lo conocí en 1975 y conversé con él en múltiples ocasiones, pero, durante mucho tiempo, en circunstancias siempre muy profesionales y muy precisas, con ocasión de reportajes en la isla o la participación en algún congreso o algún evento. Cuando decidimos hacer el libro “Fidel Castro. Biografía a dos voces” (o “Cien horas con Fidel”), me invitó a acompañarlo durante días en diversos recorridos. Tanto por Cuba (Santiago, Holguín, La Habana) como por el extranjero (Ecuador). En coche, en avión, caminando, almorzando o cenando, conversamos largo. Sin grabadora. De todos los temas posibles, de las noticias del día, de sus experiencias pasadas y de sus preocupaciones presentes. Que yo reconstruía luego, de memoria, en mis cuadernos. Luego, durante tres años, nos vimos muy frecuentemente, al menos varios días, una vez por trimestre.
Descubrí así un Fidel íntimo. Casi tímido. Muy educado. Escuchando con atención a cada interlocutor. Siempre atento a los demás, y en particular a sus colaboradores. Nunca le oí una palabra mas alta que la otra. Nunca una orden. Con modales y gestos de una cortesía de antaño. Todo un caballero. Con un alto sentido del pundonor. Que vive, por lo que pude apreciar, de manera espartana. Mobiliario austero, comida sana y frugal. Modo de vida de monje-soldado.
Su jornada de trabajo se solía terminar a las seis o las siete de la madrugada, cuando despuntaba el dia. Más de una vez interrumpió nuestra conversacion a las dos o las tres de la madrugada porque aún debía participar en unas “reuniones importantes”…Dormía sólo cuatro horas, más, de vez en cuando, una o dos horas en cualquier momento del dia.
Pero era también un gran madrugador. E incansable. Viajes, desplazamientos, reuniones se encadenaban sin tregua. A un ritmo insólito. Sus asistentes –todos jóvenes y brillantes de unos 30 años– estaban, al final del día, exhaustos. Se dormían de pie. Agotados. Incapaces de seguir el ritmo de ese infatigable gigante.
Fidel reclamaba notas, informes, cables, noticias, estadísticas, resúmenes de emisiones de television o de radio, llamadas telefónicas... No paraba de pensar, de cavilar. Siempre alerta, siempre en acción, siempre a la cabeza de un pequeño Estado mayor –el que constituían sus asistentes y ayudantes – librando una batalla nueva. Siempre con ideas. Pensando lo impensable. Imaginando lo inimaginable. Con un atrevimiento mental espectacular.
Una vez definido un proyecto. Ningun obstáculo lo detenía. Su realizacion iba de si. “La intendencia seguirá” decía Napoleón. Fidel igual. Su entusiasmo arrastraba la adhesion. Levantaba las voluntades. Como un fenomeno casi de magia, se veían las ideas materializarse, hacerse hechos palpables, cosas, acontecimientos.
Su capacidad retórica, tantas veces descrita, era prodigiosa. Fenomenal. No hablo de sus discursos públicos, bien conocidos. Sino de una simple conversación de sobremesa. Fidel era un torrente de palabras. Una avalancha. Que acompañaba la prodigiosa gestualidad de sus finas manos.
La gustaba la precisión, la exactitud, la puntualidad. Con él, nada de aproximaciones. Una memoria portentosa, de una precisión insólita. Apabullante. Tan rica que hasta parecía a veces impedirle pensar de manera sintética. Su pensamiento era arborescente. Todo se encadenaba. Todo tenía que ver con todo. Digresiones constantes. Paréntesis permanentes. El desarrollo de un tema le conducía, por asociación, por recuerdo de tal detalle, de tal situación o de tal personaje, a evocar un tema paralelo, y otro, y otro, y otro. Alejándose asi del tema central. A tal punto que el interlocutor temía, un instante, que hubiese perdido el hilo. Pero desandaba luego lo andado, y volvía a retomar, con sorprendente soltura, la idea principal.
En ningún momento, a lo largo de mas de cien horas de conversaciones, Fidel puso un límite cualquiera a las cuestiones a abordar. Como intelectual que era, y de un calibre considerable, no le temía al debate. Al contrario, lo requería, lo estimulaba. Siempre dispuesto a litigar con quien sea. Con mucho respeto hacia el otro. Con mucho cuidado. Y era un discutidor y un polemista temible. Con argumentos a espuertas. A quien solo repugnaban la mala fe y el odio.
IGNACIO RAMONET

martes, 22 de noviembre de 2016

source:http://www.ascensionwithearth.com/2016/11/the-world-in-2017-according-to.html?m=0

LUNDI 21 NOVEMBRE 2016

Le monde en 2017 selon Rothschild 'The Economist' - Analyse par Benjamin Fulford, David Wilcock, avec Commentaire de AscensionWithEarth.Com

Le monde en 2017 selon Rothschild 'The Economist' - Analyse par Benjamin Fulford, David Wilcock, avec Commentaire de AscensionWithEarth.Com



21 novembre 2016
JeuxActu TV

La revue The Economist, détenue et exploitée par le clan Rothschild, est connue pour avoir diffusé des messages cachés dans ses œuvres d'art et d'autres publications dans les médias. Juste au cas où vous avez manqué ces dernières années, voici l'art de couverture pour "LE MONDE EN XXXX" série, 2016 lien source , 2015 lien source , 2.014 lien source , 2013 lien source . Vous pouvez également jeter un oeil à l' AscensionWithEarth.com analyse d'une publication de médias sombre et sinistre de l'alimentation économiste Instagram, intitulé « The Economist Magazine met un autre message Cryptic" 666 & Illuminati Owl ".

Le magazine The Economist a de nouveau publié un autre message cryptique sur sa couverture en utilisant la symbologie occulte classique au moyen d'une carte de tarot. Les cartes de tarot sont utilisées comme un outil de divination et sont utilisées pour mieux comprendre le passé, le présent et l'avenir. Il existe de nombreux types de plate-formes de tarot, mais les cartes de tarot occulte communes se composent de 78 cartes divisées en deux parties, avec 22 cartes associées aux Arcanos majeurs et 56 cartes restantes se rapporte à la partie des Arcanos mineurs du pont. The Economist utilise leur propre interprétation artistique des cartes Major Arcana. En regardant la couverture de "LE MONDE EN 2017 ', vous remarquerez qu'ils ont sélectionné 8 cartes du tarot Major Arcana et les déposèrent sur le dessus d'une image représentant l'espace cosmique de l'Univers. Beaucoup disent que l'exploration spatiale est la «dernière frontière» pour la nature humaine, mais je suggère que la «frontière finale» est réellement comprendre et savoir qui vous êtes vraiment. Se connaître est la dernière frontière, mais je m'égare.

Je ne suis pas un expert en cartes du Tarot dans aucun sens et ne sais pas si la position des cartes jouent un rôle dans l'interprétation et la signification des cartes. Cela dit, ils sont positionnés à partir de la carte de la Tour, la carte de jugement est la suivante, suivie par LE MONDE, L'HERMIT, LA MORT, LE MAGIE, ROUE DE FORTUNE, L'ÉTOILE. J'ai pris des captures d'écran de chaque carte de The Economist tarot deck et inclus des interprétations de sources multiples, y compris Benjamin Fulford, David Wilcock, Tarot expert James Rioux, et un site Web appelé BiddyTarot.com. J'ai également inclus quelques notes d'observation personnelles pour votre considération.

La carte de la tour


Benjamin Fulford: "La première carte, appelée« la tour » , montre l'Église catholique étant divisé entre sa communiste et factions chrétiennes traditionnelles." Source lien

David Wilcock: ".. Tout d' abord, la carte Tower est la tour de destruction, et symbolise la chute des rois et des reines de corruption Le Vatican est le centre spirituel de la Cabale Cela renvoie donc à la destruction de la Cabale elle - même." Source lien

James Rioux:.. (Sens général) «Quand un bâtiment est vieux et décrépit, il doit être démoli pour qu'une nouvelle structure peut se tenir à sa place La même chose est vraie de la tour symbolique Lorsque les vieilles attitudes et les croyances sont pas à jour, vous allez avoir à lâcher d'entre eux, que cela vous plaise ou non. " Source lien

BiddyTarot.com: (Sens général) "Quand vous voyez la tour dans une lecture, vous pouvez vous sentir peur, secoué et insécurité Il est un moment de grande agitation et la destruction que vous cherchez à comprendre comment vous auriez pu être si mal, donc. Naïf ou si aveugle à propos d'une situation particulière.Maintenant, qu'allez-vous faire et comment allez-vous gérer face à cette vérité choquante? Il est souvent descriptif d'un bouleversement majeur, perturbation, d'urgence ou de crise, et est susceptible d'apporter L'aspect le plus important de la Tour est qu'avec toute destruction il y a la création. Ainsi, la carte de la Tour représente un réveil et est sur l'inspiration, la liberté, la réalité et la libération de la servitude. vérité et carte de l' honnêteté qui vient comme un coup de foudre pour vous grâce à un événement de la vie choquante et percutante. " Source lien

AscensionWithEarth: La première carte placée sur cette couverture de magazine devrait envoyer le message le plus vif et puissant. Voir l'imagerie de l'Église du Vatican s'effondrer sur le terrain remet en question ce qui est sur le point d'être divulgué au public. On pourrait penser que le réseau mondial de pédophilie satanique lié à l'église du Vatican est sur le point d'être terminé. Rappelez - vous de retour en 2014 lorsque le pape a délivré un message choquant pour le monde indiquant que 2% des prêtres catholiques sont pédophiles ? Je suis sûr que le nombre est beaucoup plus élevé que prétendu mais au moins c'était une reconnaissance significative aux puissances sataniques qui imprègnent tout le réseau du Vatican.


La carte du jugement


Benjamin Fulford:   Le second, appelé «jugement» montre Donald Trump tenant les symboles du pouvoir, ce qui signifie le plus probable qu'ils attendent un tribunal de type Nuremberg à être convoqué quand il prend ses fonctions. Source Lien

David Wilcock: En second lieu , l'image de Trump sur la carte de jugement est un hommage très clair à l' art classique du Christ assis sur la planète. Ceci est donc une moquerie d'éléments du public de voir Trump non seulement comme leur chef, mais comme une figure de sauveur. Source Lien

James Rioux: (Sens général) Le jugement est également une carte de nettoyage, ce qui représente un temps où votre ardoise est nettoyé et vous pouvez recommencer, avec toutes vos dettes prises en charge et avec rien à craindre. Cela peut sembler trop beau pour être vrai, et pour beaucoup de gens , il est, car ils ruinent leur nouvelle chance avec des pensées des erreurs qu'ils ont faites dans le passé. Source Lien

BiddyTarot.com: (Sens général) La carte jugement suggère que vous avez eu une épiphanie récente ou un «réveil» où vous êtes venu à une prise de conscience que vous devez vivre votre vie d'une manière différente et vous avez besoin d'être fidèle à vous - même et vos besoins. Source Lien

AscensionWithEarth: Notez que la carte JUGEMENT est inclinée vers la gauche et touche en fait trois autres cartes de tarot. LE JUGEMENT touche la TOUR, LE MONDE, LE MAGIE. Y at-il un sens plus profond à ce détail insignifiant? La carte JUDGMENT ainsi que la carte STAR sont les deux seules cartes inclinées. Toutes les autres cartes sont parfaitement centrées.


La carte du monde


Benjamin Fulford:   Le troisième, appelé «le monde», montre des symboles des Illuminati gnostiques, des banques centrales appartenant à la famille et du monothéisme unifié sous ce qui semble être un dieu lunaire. Au-dessus d'eux se trouvent ce qui semble être Maria (la déesse Isis), le livre saint et le dieu du soleil. Il semble qu'ils pensent que le monde sera unifié sous ces symboles. Source Lien

David Wilcock: (Explication)

James Rioux: (Sens général) Après chaque obstacle a été confronté et surmonté, après chaque chemin a été parcouru et cartographié, il ne reste que la dernière étape pour le prochain niveau d'existence - le monde, la passerelle finale. Source Lien

BiddyTarot.com: (Sens général) Le monde signifie l' achèvement, la réalisation et l' accomplissement.Tous vos efforts sont finalement payants et vous avez atteint la fin d'un voyage ou avez terminé un cycle de vie majeur. Vous avez enduré des difficultés et des défis sur le chemin , mais ceux - ci ont seulement rendu plus fort et beaucoup plus sage et plus expérimenté que lorsque vous avez commencé votre voyage. Source Lien

AscensionWithEarth: Remarquez les trois bâtiments assis sur le dessus du globe / carte? Ne représentent-ils les trois villes-états du monde qui sont connus pour être contrôlés par le Nouvel Ordre Mondial / Illuminati. Washington DC, Londres, Vatican?


La carte d'Hermite


Benjamin Fulford: Le quatrième appelé "l'Ermite" montre l' Amérique du Nord leader d' un mouvement populiste contre TPP, TTIP et l'UE, ce qui indique qu'ils sont allés contre leur ordre du jour "globaliste". Source Lien

David Wilcock: (Explication)

James Rioux: (Sens général) L'apparition de l'Ermite est un appel pour en apprendre davantage sur vous - même et de la nature de votre existence, et tout le monde connaît cet appel à un certain moment dans leur vie. Prenez cela comme un signe que vos problèmes mondains et les affaires peuvent être mis en garde en toute sécurité; Il y a plus grand travail intérieur à faire maintenant. Souvent, cela se référera à un problème que vous devez résoudre ou une partie de votre nature, vous devez traiter avant une situation peut progresser. Ce n'est que dans de rares circonstances que cela se réfère à une transformation spirituelle, mais quand elle le fait, sachez que ce sera un changement puissant exigeant beaucoup d'efforts et d'engagement. Un retrait plus long terme peut être nécessaire. Source Lien

BiddyTarot.com: (Sens général) La carte Hermit Tarot suggère que vous êtes dans une phase d'introspection où vous dessinez votre attention et de se concentrer vers l' intérieur et la recherche de réponses à l' intérieur. Vous avez un grand besoin de comprendre, pas seulement au niveau de surface, mais de vraiment savoir pourquoi la vie est la façon dont il est. L'Ermite reflète que votre conscience est déplacé vers l' intérieur et vous vous rendez compte maintenant que la vérité et la compréhension que vous cherchez est en vous - même et non pas dans les distractions du monde extérieur. Source Lien

Ascension avec la terre: (Pas d'explication)


La carte de décès


Benjamin Fulford: Le cinquième, appelé «mort» , montre les fléaux, les tsunamis, les poissons meurent-offs, les armes nucléaires et les mauvaises récoltes et est probablement conçu comme une menace par les familles de la lignée de libérer ces calamités si elles sont acculés. Source Lien

David Wilcock: (Explication)

James Rioux: (Sens général) La mort est l' une des cartes les plus puissantes du Tarot. Lorsque la carte de décès apparaît, de grands changements sont à votre tête. Il a été dit à plusieurs reprises par de nombreux lecteurs: la carte de mort est pas une carte de la mort - il est une carte de transformation. Source Lien

BiddyTarot.com: (Sens général) La mort est symbolique de la fin d'une phase majeure ou un aspect de votre vie qui peut provoquer le début de quelque chose de beaucoup plus précieux et important. De même, la mort indique un temps de transformation importante, le changement et de transition. Source Lien

Ascension avec la terre: (Pas d'explication)



La carte du magicien


Benjamin Fulford:   Le sixième, appelé «le magicien» , semble indiquer qu'ils attendent l' impression 3D et la réalité virtuelle pour être les plus grandes tendances high-tech de l'année. Source Lien

David Wilcock: (Explication)

James Rioux: (Sens général) Le numéro du Magicien est un, le nombre de la création et de l' individualité; Son pouvoir est la transformation par l'usage de sa volonté. Quand le magicien apparaît il montre que vous êtes prêt à devenir un conduit pour le pouvoir, comme il est. Les forces de la création et la destruction ont toujours été à votre commande , mais maintenant vous avez la sagesse et la confiance nécessaires pour les utiliser de manière constructive. Source Lien

BiddyTarot.com: (Sens général) La carte Magicien Tarot apparaît généralement dans un Tarot de lecture à un moment dans votre vie où vous avez le pouvoir de création et de l' énergie pour créer un nouveau cycle de vie pour vous - même. Vous avez la capacité de prendre le pouvoir de l'Univers et de manifester vos désirs. La carte de Tarot de magicien suggère qu'une situation a été (ou bientôt sera) présentée à vous qui a toutes les composantes inhérentes pour permettre la manifestation de vos désirs. Ces désirs peuvent être spirituels (le feu), physique (terre), émotionnel (eau), ou mental (air), et sont chacun aligné avec les quatre éléments du Tarot. Vous avez la possibilité d'y arriver! Source Lien

AscensionWithEarth: Certains disent que la carte MAGICIEN représente la force qui relie les mondes spirituels des mondes physiques via le magicien qui a le pouvoir de créer ce qu'il / elle le désire. Vous pouvez voir que la réalité virtuelle et l'impression 3D sont suggérés comme le thème de haut niveau pour le boom de l'industrie à venir associés à ces nouvelles technologies. Je vois aussi apparaître un autre niveau, celui de la promotion et de la manifestation de l'Intelligence Artificielle et du Transhumanisme. VR, l'impression 3D, et Transhumanism est la tentative d'IA de récolter et de capturer la nature organique de la réalité. L'AI veut devenir un créateur donc, en substance, fera tout son possible pour apprendre et devenir ce dont il veut imiter. Les gens se concentreront davantage sur la technologie détournant le pouvoir créateur «en dehors» d'eux-mêmes pour des réponses quand ils devraient regarder «à l'intérieur» et découvrir leur nature divine de potentiel infini.



La Roue de la Fortune


Benjamin Fulford:   La septième, intitulée «La roue de la fortune», montre un souriant Marine Le Pen et Angela Merkel, fronçant les sourcils, attendant les résultats des élections indiquant qu'ils s'attendent à ce que Le Pen gagne et que Merkel perde. Cet écrivain n'a pas pu identifier la troisième personne. Source Lien

David Wilcock: (Explication)

James Rioux: (Sens général) La roue est un symbole approprié pour les forces du destin et le destin , car il montre comment tout est connecté dans un cycle; Certains pourraient l'appeler le cercle de la vie.L'apparition de la Roue de la Fortune montre que le changement est non seulement susceptible de se produire, il est certain de se produire, et bientôt. Source Lien

BiddyTarot.com: (Sens général) La leçon de la Roue de la Fortune est que vous devez accepter qu'il ya toujours des hauts et des bas dans la vie. La roue représente le karma et vous rappelle que «ce qui va autour vient autour». La Roue de la Fortune parle d'un point crucial dans votre vie, où de nouvelles options deviennent possibles. L'apparition de la Roue de la Fortune montre que le changement est non seulement susceptible de se produire, il est certain de se produire, et bientôt. Source Lien

Ascension avec la terre: (Pas d'explication)


La carte d'étoile


Benjamin Fulford: Le final, «l'étoile» , semble montrer des photos de personnalités de la culture pop qui auront un fort soutien financier au cours de l'année. La seule cette pop connaissance de la culture écrivain déficiente pourrait identifier semble être Lady Gaga. Source lien

David Wilcock: (Explication)

James Rioux: (Sens général) Il y a quelques cartes plus positifs que l'étoile, parce que quand il apparaît dans votre vie , il est rien de moins qu'une lueur d'espoir et d' inspiration. Ceci est un moment où les miracles peuvent arriver, alors enlevez vos chaussures et patauger dans la piscine, confiant que l'eau vous soutenir jusqu'à ce que vous atteignez l'autre côté. Source Lien

BiddyTarot.com: (Sens général) La carte Étoile Tarot apporte un nouvel espoir et de la foi et le sentiment que vous êtes vraiment bénis par l'Univers à ce moment. Le courage, l'accomplissement et l'inspiration sont dans votre vie. La carte Star Tarot indique également un esprit généreux. Vous voulez donner ou partager votre richesse avec d'autres pour aider à transformer leur propre vie. Vous avez un cœur ouvert et que vous voulez maintenant de redonner les bénédictions que vous avez déjà reçus afin que les autres peuvent bénéficier. Source Lien

AscensionWithEarth: La carte JUGEMENT avec la carte de STAR sont les deux seules cartes qui sont inclinées. Toutes les autres cartes sont parfaitement centrées. Vous pouvez remarquer un faible portrait de personnes individuelles dans le centre de l'étoile. La carte STAR touche aussi deux cartes, THE HERMIT et THE WHEEL OF FORTUNE.


Conclusion


Juste afin que vous puissiez obtenir une meilleure prise et la compréhension de l'état d'esprit Rothschild du passé, voici deux de leurs citations les plus célèbres.
Mayer Amschel Rothschild:
«Donne-moi le contrôle de l'argent d'une nation et je ne me soucie pas qui fait les lois.


Baron Nathan Mayer Rothschild:
«Je ne me soucie pas de quelle marionnette est placée sur le trône d'Angleterre pour gouverner l'Empire ... L'homme qui contrôle la masse monétaire britannique contrôle l'Empire britannique et je contrôle la masse monétaire.

Je suis sûr que beaucoup passeront du temps à essayer d'interpréter ces images et les messages venant de la dynastie infâme Rothschild. Que ces messages du Rothschild / New World Order / montrent qu'ils admettent la défaite ou simplement une autre psy-op pour garder les masses publiques confondues et supprimées en 2017, nous, les gens de ce monde ont besoin de se réveiller et de récupérer notre pouvoir. La puissance de l'âme humaine ne contient aucune limite, alors laissons-nous unir et tirer parti de cette source infinie pour manifester une réalité qui émane l'amour pour tous au sein de cette création divine.

www.ascensionwithearth.com

miércoles, 9 de noviembre de 2016

fuente:http://www.eldiario.es/theguardian/Neoliberalismo-raiz-ideologica-problemas_0_511299215.html

La exprimera ministra británica Margaret Thatcher y el expresidente estadounidense Ronald Reagan, en una imagen de 1990.

Neoliberalismo: la raíz ideológica de todos nuestros problemas

Desde el colapso económico hasta el desastre ambiental, pasando por el ascenso de Donald Trump: el neoliberalismo ha desempeñado un papel en todos ellos. ¿Cómo es posible que la izquierda no haya planteado una alternativa?
La exprimera ministra británica Margaret Thatcher y el expresidente estadounidense Ronald Reagan, en una imagen de 1990. FIONA HANSON/ZUMA PRESS
Imaginen que los ciudadanos de la Unión Soviética no hubieran oído hablar del comunismo. Pues bien, la mayoría de la población desconoce el nombre de la ideología que domina nuestras vidas. Si la mencionan en una conversación, se ganarán un encogimiento de hombros; y, aunque su interlocutor haya oído el término con anterioridad, tendrá problemas para definirlo. ¿Saben qué es el neoliberalismo?
Su anonimato es causa y efecto de su poder. Ha sido protagonista en crisis de lo más variadas: el colapso financiero de los años 2007 y 2008, la externalización de dinero y poder a los paraísos fiscales (los "papeles de Panamá" son solo la punta del iceberg), la lenta destrucción de la educación y la sanidad públicas, el resurgimiento de la pobreza infantil, la epidemia de soledad, el colapso de los ecosistemas y hasta el ascenso de Donald Trump. Sin embargo, esas crisis nos parecen elementos aislados, que no guardan relación. No somos conscientes de que todas ellas son producto directo o indirecto del mismo factor: una filosofía que tiene un nombre; o, más bien, que lo tenía. ¿Y qué da más poder que actuar de incógnito?
El neoliberalismo es tan ubicuo que ni siquiera lo reconocemos como ideología. Aparentemente, hemos asumido el ideal de su fe milenaria como si fuera una fuerza natural; una especie de ley biológica, como la teoría de la evolución de Darwin. Pero nació con la intención deliberada de remodelar la vida humana y cambiar el centro del poder.
Para el neoliberalismo, la competencia es la característica fundamental de las relaciones sociales. Afirma que "el mercado" produce beneficios que no se podrían conseguir mediante la planificación, y convierte a los ciudadanos en consumidores cuyas opciones democráticas se reducen como mucho a comprar y vender, proceso que supuestamente premia el mérito y castiga la ineficacia. Todo lo que limite la competencia es, desde su punto de vista, contrario a la libertad. Hay que bajar los impuestos, reducir los controles y privatizar los servicios públicos. Las organizaciones obreras y la negociación colectiva no son más que distorsiones del mercado que dificultan la creación de una jerarquía natural de triunfadores y perdedores. La desigualdad es una virtud: una recompensa al esfuerzo y un generador de riqueza que beneficia a todos. La pretensión de crear una sociedad más equitativa es contraproducente y moralmente corrosiva. El mercado se asegura de que todos reciban lo que merecen.
Asumimos y reproducimos su credo. Los ricos se convencen de que son ricos por méritos propios, sin que sus privilegios (educativos, patrimoniales, de clase) hayan tenido nada que ver. Los pobres se culpan de su fracaso, aunque no puedan hacer gran cosa por cambiar las circunstancias que determinan su existencia. ¿Desempleo estructural? Si usted no tiene empleo, es porque carece de iniciativa. ¿Viviendas de precios desorbitados? Si su cuenta está en números rojos, es por su incompetencia y falta de previsión. ¿Qué es eso de que el colegio de sus hijos ya no tiene instalaciones de educación física? Si engordan, es culpa suya. En un mundo gobernado por la competencia, los que caen pasan a ser perdedores ante la sociedad y ante sí mismos.
La epidemia de autolesiones, desórdenes alimentarios, depresión, incomunicación, ansiedad y fobia social es una de las consecuencias de ese proceso, que Paul Verhaeghe documenta en su libro What About Me?. No es sorprendente que Gran Bretaña, el país donde la ideología neoliberal se ha aplicado con más rigor, sea la capital europea de la soledad. Ahora, todos somos neoliberales.

No es sorprendente que Gran Bretaña, el país donde la ideología neoliberal se ha aplicado con más rigor, sea la capital europea de la soledad.

El término neoliberalismo se acuñó en París, en una reunión celebrada en 1938. Su definición ideológica es hija de Ludwig von Mises y Friedrich Hayek, dos exiliados austríacos que rechazaban la democracia social (representada por el New Deal de Franklin Roosevelt y el desarrollo gradual del Estado del bienestar británico) porque la consideraban una expresión colectivista a la altura del comunismo y del movimiento nazi.
En Camino de servidumbre (1944), Hayek afirma que la planificación estatal aplasta el individualismo y conduce inevitablemente al totalitarismo. Su libro, que tuvo tanto éxito como La burocracia de Mises, llegó a ojos de determinados ricos que vieron en su ideología una oportunidad de librarse de los impuestos y las regulaciones. En 1947, cuando Hayek fundó la primera organización encargada de extender su doctrina (la Mont Perelin Society), obtuvo apoyo económico de muchos millonarios y de sus fundaciones.
Gracias a ellos, Hayek empezó a crear lo que Daniel Stedman Jones describe en Amos del universo como "una especie de Internacional Neoliberal", una red interatlántica de académicos, empresarios, periodistas y activistas. Además, sus ricos promotores financiaron una serie de comités de expertos cuya labor consistía en perfeccionar y promover el credo; entre ellas, el American Enterprise Institute, la Heritage Foundation, el Cato Institute, el Institute of Economic Affairs, el Centre for Policy Studies y el Adam Smith Institute. También financiaron departamentos y puestos académicos en muchas universidades, sobre todo de Chicago y Virginia.
Cuanto más crecía el neoliberalismo, más estridente era. La idea de Hayek de que los Gobiernos debían regular la competencia para impedir monopolios dio paso entre sus apóstoles estadounidenses −como Milton Friedman− a la idea de que los monopolios venían a ser un premio a la eficacia. Pero aquella evolución tuvo otra consecuencia: que el movimiento perdió el nombre. En 1951, Friedman se definía neoliberal sin tapujo alguno. Poco después, el término empezó a desaparecer. Y por si eso no fuera suficientemente extraño en una ideología cada vez más tajante y en un movimiento cada vez más coherente, no buscaron sustituto para el nombre perdido.

Ideología en la sombra

A pesar de su dadivosa financiación, el neoliberalismo permaneció al principio en la sombra. El consenso de posguerra era prácticamente universal: las recetas económicas de John Maynard Keynes se aplicaban en muchos lugares del planeta; el pleno empleo y la reducción de la pobreza eran objetivos comunes de los Estados Unidos y de casi toda Europa occidental; los impuestos al capital eran altos y los Gobiernos no se avergonzaban de buscar objetivos sociales mediante servicios públicos nuevos y nuevas redes de apoyo.
Pero, en la década de 1970, cuando la crisis económica sacudió las dos orillas del Atlántico y el keynesianismo se empezó a derrumbar, los principios neoliberales se empezaron a abrir paso en la cultura dominante. En palabras de Friedman, "se necesitaba un cambio (...) y ya había una alternativa preparada". Con ayuda de periodistas y consejeros políticos adeptos a la causa, consiguieron que los Gobiernos de Jimmy Carter y Jim Callaghan aplicaran elementos del neoliberalismo (sobre todo en materia de política monetaria) en los Estados Unidos y Gran Bretaña, respectivamente.
El resto del paquete llegó enseguida, tras los triunfos electorales de Margaret Thatcher y Ronald Reagan: reducciones masivas de los impuestos de los ricos, destrucción del sindicalismo, desregulación, privatización y tercerización y subcontratación de los servicios públicos. La doctrina neoliberal se impuso en casi todo el mundo −y, frecuentemente, sin consenso democrático de ninguna clase− a través del FMI, el Banco Mundial, el Tratado de Maastricht y la Organización Mundial del Comercio. Hasta partidos que habían pertenecido a la izquierda adoptaron sus principios; por ejemplo, el Laborista y el Demócrata. Como afirma Stedman Jones, "cuesta encontrar otra utopía que se haya hecho realidad de un modo tan absoluto".

"Me siento más cerca de una dictadura neoliberal que de un gobierno democrático sin liberalismo", dijo Hayek en una visita al Chile de Pinochet

Puede parecer extraño que un credo que prometía libertad y capacidad de decisión se promoviera con este lema: "No hay alternativa". Pero, como dijo Hayek durante una visita al Chile de Pinochet (uno de los primeros países que aplicaron el programa de forma exhaustiva), "me siento más cerca de una dictadura neoliberal que de un gobierno democrático sin liberalismo".
La libertad de los neoliberales, que suena tan bien cuando se expresa en términos generales, es libertad para el pez grande, no para el pequeño. Liberarse de los sindicatos y la negociación colectiva significa libertad para reducir los salarios. Liberarse de las regulaciones estatales significa libertad para contaminar los ríos, poner en peligro a los trabajadores, imponer tipos de interés inicuos y diseñar exóticos instrumentos financieros. Liberarse de los impuestos significa liberarse de las políticas redistributivas que sacan a la gente de la pobreza.
La autora canadiense Naomi Klein
La autora canadiense Naomi Klein explica que los neoliberales propugnan el uso de las crisis para imponer políticas impopulares, como se hizo tras el golpe de Pinochet, la guerra de Irak y el huracán Katrina.
En La doctrina del shock, Naomi Klein demuestra que los teóricos neoliberales propugnan el uso de las crisis para imponer políticas impopulares, aprovechando el desconcierto de la gente; por ejemplo, tras el golpe de Pinochet, la guerra de Irak y el huracán Katrina, que Friedman describió como "una oportunidad para reformar radicalmente el sistema educativo" de Nueva Orleans. Cuando no pueden imponer sus principios en un país, los imponen a través de tratados de carácter internacional que incluyen "instrumentos de arbitraje entre inversores y Estados", es decir, tribunales externos donde las corporaciones pueden presionar para que se eliminen las protecciones sociales y medioambientales. Cada vez que un Parlamento vota a favor de congelar el precio de la luz, de impedir que las farmacéuticas estafen al Estado, de proteger acuíferos en peligro por culpa de explotaciones mineras o de restringir la venta de tabaco, las corporaciones lo denuncian y, con frecuencia, ganan. Así, la democracia queda reducida a teatro.
La afirmación de que la competencia universal depende de un proceso de cuantificación y comparación universales es otra de las paradojas del neoliberalismo. Provoca que los trabajadores, las personas que buscan empleo y los propios servicios públicos se vean sometidos a un régimen opresivo de evaluación y seguimiento, pensado para identificar a los triunfadores y castigar a los perdedores. Según Von Mises, su doctrina nos iba a liberar de la pesadilla burocrática de la planificación central; y, en lugar de liberarnos de una pesadilla, creó otra.

Menos sindicalismo y más privatizaciones

Los padres del neoliberalismo no lo concibieron como chanchullo de unos pocos, pero se convirtió rápidamente en eso. El crecimiento económico de la era neoliberal (desde 1980 en GB y EEUU) es notablemente más bajo que el de las décadas anteriores; salvo en lo tocante a los más ricos. Las desigualdades de riqueza e ingresos, que se habían reducido a lo largo de 60 años, se dispararon gracias a la demolición del sindicalismo, las reducciones de impuestos, el aumento de los precios de vivienda y alquiler, las privatizaciones y las desregularizaciones.
La privatización total o parcial de los servicios públicos de energía, agua, trenes, salud, educación, carreteras y prisiones permitió que las grandes empresas establecieran peajes en recursos básicos y cobraran rentas por su uso a los ciudadanos o a los Gobiernos. El término renta también se refiere a los ingresos que no son fruto del trabajo. Cuando alguien paga un precio exagerado por un billete de tren, sólo una parte de dicho precio se destina a compensar a los operadores por el dinero gastado en combustible, salarios y materiales, entre otras partidas; el resto es la constatación de que las corporaciones tienen a los ciudadanos contra la pared.
Los dueños y directivos de los servicios públicos privatizados o semiprivatizados de Gran Bretaña ganan fortunas gigantescas mediante el procedimiento de invertir poco y cobrar mucho. En Rusia y la India, los oligarcas adquieren bienes estatales en liquidaciones por incendios. En México, Carlos Slim obtuvo el control de casi toda la red de telefonía fija y móvil y se convirtió en el hombre más rico del mundo.
Carlos Slim se convierte en el mayor accionista individual del New York Times
Carlos Slim se convirtió en el hombre más rico del mundo tras hacerse con el control de casi toda la red de telefonía de México. EFE
Andrew Sayer afirma en Why We Can't Afford the Rich que la financiarización ha tenido consecuencias parecidas: "Como sucede con la renta, los intereses son (...) un ingreso acumulativo que no exige de esfuerzo alguno". Cuanto más se empobrecen los pobres y más se enriquecen los ricos, más control tienen los segundos sobre otro bien crucial: el dinero. Los intereses son, sobre todo, una transferencia de dinero de los pobres a los ricos. Los precios de las propiedades y la negativa de los Estados a ofrecer financiación condenan a la gente a cargarse de deudas (piensen en lo que pasó en Gran Bretaña cuando se cambiaron las becas escolares por créditos escolares), y los bancos y sus ejecutivos hacen el agosto.
Sayer sostiene que las cuatro últimas décadas se han caracterizado por una transferencia de riqueza que no es sólo de pobres a ricos, sino también de unos ricos a otros: de los que ganan dinero produciendo bienes o servicios a los que ganan dinero controlando los activos existentes y recogiendo beneficios de renta, intereses o capital. Los ingresos fruto del trabajo se han visto sustituidos por ingresos que no dependen de este.
El hundimiento de los mercados ha puesto al neoliberalismo en una situación difícil. Por si no fuera suficiente con los bancos demasiado grandes para dejarlos caer, las corporaciones se ven ahora en la tesitura de ofrecer servicios públicos. Como observó Tony Judt en Ill Fares the Land, Hayek olvidó que no se puede permitir que los servicios nacionales de carácter esencial se hundan, lo cual implica que la competencia queda anulada. Las empresas se llevan los beneficios y el Estado corre con los gastos.
A mayor fracaso de una ideología, mayor extremismo en su aplicación. Los Gobiernos utilizan las crisis neoliberales como excusa y oportunidad para reducir impuestos, privatizar los servicios públicos que aún no se habían privatizado, abrir agujeros en la red de protección social, desregularizar a las corporaciones y volver a regular a los ciudadanos. El Estado que se odia a sí mismo se dedica a hundir sus dientes en todos los órganos del sector público.

De la crisis económica a la crisis política

Es posible que la consecuencia más peligrosa del neoliberalismo no sea la crisis económica que ha causado, sino la crisis política. A medida que se reduce el poder del Estado, también se reduce nuestra capacidad para cambiar las cosas mediante el voto. Según la teoría neoliberal, la gente ejerce su libertad a través del gasto; pero algunos pueden gastar más que otros y, en la gran democracia de consumidores o accionistas, los votos no se distribuyen de forma equitativa. El resultado es una pérdida de poder de las clases baja y media. Y, como los partidos de la derecha y de la antigua izquierda adoptan políticas neoliberales parecidas, la pérdida de poder se transforma en pérdida de derechos. Cada vez hay más gente que se ve expulsada de la política.
Chris Hedges puntualiza que "los movimientos fascistas no encontraron su base en las personas políticamente activas, sino en las inactivas; en los 'perdedores' que tenían la sensación, frecuentemente correcta, de que carecían de voz y espacio en el sistema político". Cuando la política deja de dirigirse a los ciudadanos, hay gente que la cambia por consignas, símbolos y sentimientos. Por poner un ejemplo, los admiradores de Trump parecen creer que los hechos y los argumentos son irrelevantes.
Judt explicó que, si la tupida malla de interacciones entre el Estado y los ciudadanos queda reducida a poco más que autoridad y obediencia, sólo quedará una fuerza que nos una: el poder del propio Estado. Normalmente, el totalitarismo que temía Hayek surge cuando los gobiernos pierden la autoridad ética derivada de la prestación de servicios públicos y se limitan a "engatusar, amenazar y, finalmente, a coaccionar a la gente para que obedezca".
Sarah Palin refuerza las opciones de Trump y propina un golpe a Ted Cruz
Los admiradores de Trump parecen creer que los hechos y los argumentos son irrelevantes. EFE
El neoliberalismo es un dios que fracasó, como el socialismo real; pero, a diferencia de este, su doctrina se ha convertido en un zombie que sigue adelante, tambaleándose. Y uno de los motivos es su anonimato. O, más exactamente, un racimo de anonimatos.
La doctrina invisible de la mano invisible tiene promotores invisibles. Poco a poco, lentamente, hemos empezado a descubrir los nombres de algunos. Supimos que el Institute of Economic Affairs, que se manifestó rotundamente en los medios contra el aumento de las regulaciones de la industria del tabaco, recibía fondos de British American Tobacco desde 1963. Supimos que Charles y David Koch, dos de los hombres más ricos del mundo, fundaron el instituto del que surgió el Tea Party. Supimos lo que dijo Charles Kock al crear uno de sus laboratorios de ideas: "para evitar críticas indeseables, debemos abstenernos de hacer demasiada publicidad del funcionamiento y sistema directivo de nuestra organización".
Las palabras que usa el neoliberalismo tienden más a ocultar que a esclarecer. "El mercado" suena a sistema natural que se nos impone de forma igualitaria, como la gravedad o la presión atmosférica, pero está cargado de relaciones de poder. "Lo que el mercado quiere" suele ser lo que las corporaciones y sus dueños quieren. La palabra inversión significa dos cosas muy diferentes, como observa Sayer: una es la financiación de actividades productivas y socialmente útiles; otra, la compra de servicios existentes para exprimirlos y obtener rentas, intereses, dividendos y plusvalías. Usar la misma palabra para dos actividades tan distintas sirve para "camuflar las fuentes de riqueza" y empujarnos a confundir su extracción con su creación.

Franquicias, paraísos fiscales y desgravaciones

Hace un siglo, los ricos que habían heredado sus fortunas despreciaban a los nouveau riche; hasta el punto de que los empresarios buscaban aceptación social mediante el procedimiento de hacerse pasar por rentistas. En la actualidad, la relación se ha invertido: los rentistas y herederos se hacen pasar por emprendedores y afirman que sus riquezas son fruto del trabajo.
El anonimato y las confusiones del neoliberalismo se mezclan con la ausencia de nombre y la deslocalización del capitalismo moderno: Modelos de franquicias que aseguran que los trabajadores no sepan para quién trabajan; empresas registradas en redes de paraísos fiscales tan complejas y secretas que ni la policía puede encontrar a sus propietarios; sistemas de desgravación fiscal que confunden a los propios Gobiernos y productos financieros que no entiende nadie.
El neoliberalismo guarda celosamente su anonimato. Los seguidores de Hayek, Mises y Friedman tienden a rechazar el término con el argumento, no exento de razón, de que en la actualidad sólo se usa de forma peyorativa. Algunos se describen como liberales clásicos o incluso libertarios, pero son descripciones tan engañosas como curiosamente modestas, porque implican que no hay nada innovador en Camino de servidumbreLa burocracia o Capitalismo y libertad, el clásico de Friedman.

Cuando las políticas económicas de laissez-faire llevaron a la catástrofe de 1929, Keynes desarrolló una teoría económica completa para sustituirlas. En el año 2008, cuando el neoliberalismo fracasó, no había nada.

A pesar de todo, el proyecto neoliberal tuvo algo admirable; al menos, en su primera época: fue un conjunto de ideas novedosas promovido por una red coherente de pensadores y activistas con una estrategia clara. Fue paciente y persistente. El Camino de servidumbre se convirtió en camino al poder.
El triunfo del neoliberalismo también es un reflejo del fracaso de la izquierda. Cuando las políticas económicas de laissez-faire llevaron a la catástrofe de 1929, Keynes desarrolló una teoría económica completa para sustituirlas. Cuando el keynesianismo encalló en la década de 1970, ya había una alternativa preparada. Pero, en el año 2008, cuando el neoliberalismo fracasó, no había nada. Ese es el motivo de que el zombie siga adelante. La izquierda no ha producido ningún marco económico nuevo de carácter general desde hace ochenta años.
Toda apelación a lord Keynes es un reconocimiento implícito de fracaso. Proponer soluciones keynesianas para crisis del siglo XXI es hacer caso omiso de tres problemas obvios: que movilizar a la gente con ideas viejas es muy difícil; que los defectos que salieron a la luz en la década de 1970 no han desaparecido y, sobre todo, que no tienen nada que decir sobre el peor de nuestros aprietos, la crisis ecológica. El keynesianismo funciona estimulando el consumo y promoviendo el crecimiento económico, pero el consumo y el crecimiento económico son los motores de la destrucción ambiental.
La historia del keynesianismo y el neoliberalismo demuestra que no basta con oponerse a un sistema roto. Hay que proponer una alternativa congruente. Los laboristas, los demócratas y el conjunto de la izquierda se deberían concentrar en el desarrollo de un programa económico Apollo; un intento consciente de diseñar un sistema nuevo, a medida de las exigencias del siglo XXI.
Traducción de Jesús Gómez